Ganadores 2019

Descubre los ganadores del Premio de Matronas

Ainoa BIURRUN GARRIDO

Validación al español del cuestionario de vivencia de parto: “Questionnaire d’Evaluation du Vécu de l’Accouchement, par voie-basse ou par césarienne (QEVA)”

La importancia que tiene para las mujeres el nacimiento de un hijo se debe a que el embarazo y el parto constituyen profundas experiencias, que pueden afectar tanto a nivel físico como emocional. Este evento tan significativo puede tener un impacto en la salud psicológica de las mujeres, incluyendo beneficios potenciales o perjuicios. Una experiencia positiva puede conllevar un sentimiento de logro y por tanto aumento de la autoestima y de la confianza en sí misma, mientras que una experiencia de parto negativa puede dar lugar a una sensación de angustia que puede llegar a desencadenar en depresión posparto, e incluso en trastorno de estrés postraumático. Estas consecuencias patológicas pueden comprometer embarazos posteriores, así como la interacción madre-hijo, e incluso tener repercusiones sobre el desarrollo psicomotor del recién nacido. Los estudios también han sugerido que los síntomas de depresión posparto en mujeres podrían ser un factor predictivo de depresión paterna y tener efectos negativos sobre la relación de pareja.

 

Sin embargo, los instrumentos existentes para valorar la experiencia de parto se centran en la experiencia de la madre, con respecto a su satisfacción con la atención, en lugar de la percepción global del proceso. En ellos el concepto de satisfacción se construye a partir de parámetros propios del modelo biomédico de parto y con frecuencia no realizan distinción entre la satisfacción con la atención y la satisfacción con la experiencia del parto26. Ello conlleva que medir la satisfacción no capte la multidimensionaldad de la experiencia subjetiva del parto. Se realizó una revisión de la literatura publicada y se ha observado que en la actualidad existe un instrumento de cuatro dimensiones que refleja adecuadamente la multidimensionalidad de la vivencia del parto, el cual se puede utilizar como una herramienta para identificar a las mujeres con experiencias negativas; el QEVA. El objetivo de este estudio es adaptar y validar al español la versión abreviada del cuestionario de la experiencia del parto (QEVA). Un cuestionario multidimensional autocumplimentado por las propias mujeres para evaluar la percepción de su vivencia del parto, el cual podría implementarse junto con el cuestionario de depresión postparto; escala de Edimburgo, en el cribado de depresión puerperal poblacional que se realiza en los centros de atención primaria o para evaluar la vivencia de parto de las mujeres asistidas en un determinado medio.