Prevenir los accidentes domésticos

El hogar es ante todo un lugar de estimulación sensorial y placer para el niño. Pero para que resulte un lugar seguro, puede ser de gran utilidad disponer de información sobre los accidentes domésticos. La podrán descubrir los padres con nuestro juego interactivo.

Juego “Érase una vez un hogar”

La casa ha de ser un lugar sin peligros para el niño. Para que los padres puedan abordar mejor el tema de los riesgos domésticos, la Fundación Mustela le invita a descubrir su módulo lúdico “El niño en el hogar”. 

¡Empezar a jugar es muy fácil! Haga clic en el botón “Jugar” debajo de la siguiente imagen.
 

El niño en el hogar,
prevención de los accidentes domésticos

La casa donde crece el niño es ante todo un lugar de estimulación sensorial y placer. Pero también ha de ser un lugar sin peligros.
Para proteger mejor al niño, enséñele a ubicar las zonas de riesgo en las cuatro habitaciones principales de la vivienda:
 
El dormitorio :
  • Los cordones de la cortina deben mantenerse en alto.
  • El bebé debe dormir de espaldas en una cama que cumpla con las normas de seguridad y en un colchón adaptado para bebés.
  • ¡Qué altos son los cambiadores para bebés! No dejes a tu bebé sin vigilancia.
  • Las tomas de corriente eléctrica deben estar protegidas para evitar la tentación de meter los deditos.
  • Los objetos pequeños pueden tragarse. ¡No los dejes al alcance de su mano!
El cuarto de baño :
  • Medicamentos y productos farmacéuticos deben permanecer cerrados para no tentar a los pequeños curiosos.
  • La temperatura del baño debe estar a 37 °C, controlada por termómetro.
  • Para evitar chichones y quemaduras, protege los grifos.
  • Los aparatos eléctricos deben quedar fuera del alcance de los niños.  Electricidad y agua = PELIGRO.
La cocina :
  • Los utensilios domésticos deben guardarse en un armario seguro.
  • Los cuchillos y las tijeras con punta, las cerillas y los encendedores sólo son para los adultos.
  • ¡Mucho cuidado con las quemaduras! ¡La puerta del horno, los mangos de los cazos y los líquidos calientes son peligrosos!
  • El comedero del perro no se toca, sino ¡cuidado con las mordeduras!
  • La litera sanitaria del gato no es un arenero.
La sala :
  • Las puertas pueden hacer daño, cuidado con los deditos.
  • ¡Uy, los bordes de la mesa!
  • Adornos a veces es sinónimo de moretones, Cuidado con la caída de objetos en la cabeza.
  • Nada de alcohol ni cacahuetes cerca de los niños.
  • Algunas plantas pueden ser tóxicas.
  • Nada de tabaco en presencia de los niños. Cuidado también con el tabaquismo pasivo.
  • Las ventanas, los balcones y las escaleras ofrecen peligro. Cuidado con las acrobacias de los pequeños exploradores.
  • Las planchas: ¡son pesadas y queman! 
  • Baja el volumen. La TV o los equipos de música deben ser discretos.